martes, 8 de mayo de 2012

HERMANAS BRONTË




 HERMANAS BRONTË

 “Asistí a la cita
  Reposé mi oído donde expira el alma
  Bajo el viento blanco reclinó la horquilla
  Pronuncié tu nombre
  Despertó el silencio
  Primero inaudible
  Después casi cierto como una mentira
  Un cristal irrompible que solo al rozarte
  Hizo niebla mis estetoscopios”

No obstante el invierno
La más blanca hermana atraviesa el espejo
La oscuridad intimida los copos que el frío cristaliza y
la luna recorta
Es primavera y la gélida luz nos derrite las flores
Tu fantasma y el mío y el intruso disputan por mí
bajo el árbol de vidrio
No debí enamorarme de Ratcliffe
Pero incluso el amor con sus manos de hielo
acaricia las llamas
Tarda más la borrasca en borrar la pasión
que el deseo en recorrerla
Estas cumbres pasean los fantasmas
Pareciera que el viento intentara decir lo que calla el silencio
Ni la sombra del árbol
Ni las tumbas de cara al olvido
Descansan perpetuas
Pero acaso el rumor enterrado y la oscura humedad
jironean la tormenta irrumpiendo —a las horas marcadas—
la muerte suspensa   


© Fausto Vonbonek

1 comentario:

  1. Brillante Poema Fausto. Un abrazo! Silvia Inés.

    ResponderEliminar

Tu comentario: