miércoles, 10 de abril de 2013



Sé a plenitud ― reflexión desigual a la fe― que si la humanidad ―lo que queda de ella―no se hubiese perdido estos miles de años inserto en un dios fantasioso, plural y ficticio, tendría en su poder lo que hoy nombra utopía que no es salvo estúpida excusa por no perpetrar su genuino lugar dentro de este universo que asoma a este mundo con sus catalejos buscando un porqué que suplante al milagro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario: